top of page

¿Tu negocio no evoluciona?

Esta es una de las principales dificultades que sufren TODOS aquellos que se atreven a iniciar sus propios proyectos.

Es importante entender que, comenzar un negocio no suele ser tan sencillo como te lo imaginabas en un principio.


Sin embargo, siempre está abierta la oportunidad de aprender y comprender acerca de los factores que te han impedido obtener los resultados que deseas.


¿Y cuáles son esos factores?


Muchos de ellos estarán exclusivamente relacionados a tu negocio y la zona en donde está ubicado.


No obstante, existen algunos aspectos comunes que en ocasiones los emprendedores suelen pasar por alto.


Suelen olvidar:


  • Definir una estrategia

  • Dedicar el tiempo necesario a su negocio

  • Evaluar las fortalezas y debilidades

  • Fijar el público objetivo

  • Encontrar los mejores métodos de promoción de sus productos


Son 5 acciones que luego de completarlas, te ayudarán a mejorar el rendimiento de tu negocio y con los que también aprenderás mientras vas desarrollando cada paso.


1. Define tu Estrategia

Lo primero es crear un plan. Una metodología a seguir en pro de tus objetivos.

Puedes empezar por colocarte metas, visualizarlas y luego anotar en un papel cuál es el camino a seguir para llegar a dicha meta.


2. Dedícale tiempo a tu negocio

Cada minuto que enfoques hacia tu emprendimiento dará sus frutos en el futuro. Solo es cuestión de que puedas organizarte y así dedicar una buena cantidad de tiempo para actividades como:

  • Aprender de tus competidores

  • Refrescar y pensar en nuevas estrategias

  • Utilizar los medios digitales

  • Atender e interactuar con tu clientela

Esas y otras más que puedas ir desarrollando según tus horarios. Recuerda empezar de menos a más para evitar el estrés y también comiences a acostumbrarte a la rutina.


3. Conocer bien las fortalezas y debilidades de tu negocio


Sin duda una de las labores más importantes, porque te permitirá sacar el mayor provecho y rectificar en lo que puedes mejorar.


Identificar todos esos detalles no solo mejorará tu aprendizaje, sino que además te ofrecerá la información necesaria para que puedas formular otras estrategias relacionadas a tus objetivos.


Un análisis que te recomiendo es el FODA (Fortalezas, Oportunidades, Debilidades, Amenazas).


4. Fijar y saber cuál es tu público objetivo


Existen muchos emprendedores que trabajan a ciegas, que no le prestan atención al tipo de cliente que llega a su negocio, ni tampoco han seleccionado a quién quieren dirigirse.


Es un comportamiento erróneo que debes evitar si realmente deseas conseguir más ventas.


Por ello es importante que definas con precisión quiénes serán tus clientes, si son hombres, mujeres, niños, sus edades, gustos, preferencias, etc…


5. Encontrar los mejores métodos de promoción para tus productos


Hoy en día las redes sociales son excelentes herramientas para iniciar un negocio.


Por esa razón te recomendamos utilizarlas y mantenerte al día con aquellas en donde esté tu público objetivo. Instagram puede ser un buen ejemplo porque es de las más utilizadas para promover tiendas y productos.


Para tener buenos resultados por estos canales, es necesario que hagas buenas fotos de tu inventario, cuentes historias que le aporten valor a lo que vendes, y sobre todo:

Sé constante subiendo contenido.


¡Así que adelante! Lo que más importa es toda la experiencia que obtendrás a lo largo del recorrido.


"El camino al éxito está siempre en construcción

- Lily Tomli




bottom of page